+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

+

El abrazo de la serpiente

Ciro Guerra y Jacques Toulemonde

Karamakate, un poderoso chamán amazónico y último sobreviviente de su pueblo, vive en aislamiento voluntario en lo más profundo de la selva. Años de total soledad lo han convertido en chullachaqui, una cáscara vacía de hombre, privado de emociones y recuerdos. Su vida da un vuelco el día que a su remoto hogar llega Evan, un etnobotánico estadounidense en busca de la yakuruna, una poderosa planta capaz de enseñar a soñar. Karamakate accede a acompañar a Evan en su búsqueda y juntos emprenden un viaje en el que pasado, presente y futuro se confunden, y en el que el chamán irá recuperando sus recuerdos perdidos.

El abrazo de la serpiente | Ciro Guerra y Jacques Toulemonde | Colombia, Venezuela, Argentina | 2015 | 125 min.

 

Siempre que miraba el mapa de mi país, veía una gran incógnita.
Casi la mitad de él estaba cubierto por un territorio oculto, por un manto verde, del que nada sabía.
Es el Amazonas, tierra inabarcable, que hemos reducido a unos pocos conceptos.
Coca, droga, ríos, indios, guerra.
¿Realmente no hay nada más allí?
¿No hay una cultura, una historia?
¿No hay un espíritu que trascienda?
Los exploradores me enseñaron que sí.
Aquellos hombres que lo dejaron todo, que arriesgaron todo, para mostrarnos un mundo que no podíamos haber imaginado.
Y que hicieron contacto.
Ese encuentro se dio en medio de uno de los genocidios más crueles que ha visto la humanidad.
¿Puede el hombre, a través del arte y la ciencia, trascender la brutalidad?
Algunos hombres lo hicieron.
Los exploradores han contado su historia.
Pero los nativos no.
Su historia es ésta.
Un pedazo de tierra del tamaño de un continente, que no se ha contado.
Que no existe en el cine de nuestra América.
Ese Amazonas ya se ha perdido.
Pero en el cine, puede volver a existir.

Ciro Guerra, 2011

 

CIRO GUERRA (Colombia, 1981)
Ciro Guerra cursó estudios de Cine y Televisión en la Universidad Nacional de Colombia.  A los 21 años de edad, después de dirigir cuatro multipremiados cortometrajes, escribió y dirigió La sombra del caminante. Esta ópera prima obtuvo 15 premios y menciones en los Festivales de San Sebastián, Toulouse, Trieste, Mar del Plata, Austin, Quito, Santiago, Varsovia y La Habana. Fue incluida por el Festival de Cine de Bogotá en la lista de las 10 mejores películas colombianas de los últimos 30 años.

Su segundo largometraje, Los viajes del viento, hizo parte de la Selección Oficial del Festival de Cannes 2009.  Estrenada en Colombia en abril de 2009, fue vendida a más de 15 países y seleccionada en 90 festivales, incluyendo Toronto, Rotterdam, San Sebastián, Hong Kong, Jerusalén y Londres, y obtuvo premios en Cannes, Santa Bárbara, Málaga, Santiago, Bogotá y Cartagena. Recientemente fue escogida por la revista Arcadia como una de las obras colombianas más importantes de los últimos 100 años.

El abrazo de la serpiente se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y obtuvo el Art Cinema Award. Ha sido merecedora de una docena de premios a nivel mundial, ha sido visto en más de una veintena de países y fue nominada como Mejor Película Extranjera en la 88 entrega de los Premios Oscar.

JACQUES TOULEMONDE (1983)
Junto a su empresa productora Janus Films y en compañía de la productora francesa Noodles Production, dirigió el cortometraje Un juego de niños, el cual obtuvo más de treinta participaciones en festivales y recibió más de diez premios internacionales. Dirigió también Anna, un road movie rodado entre Francia y Colombia, protagonizado por la reconocida Juana Acosta, que ha tenido un destacado recorrido internacional. Su primer largometraje como director fue Dérive (A la deriva), producido y filmado en París.

En París, cursó estudios de Ciencias Humanas y posteriormente de Literatura en La Sorbona. En 2003, empezó su carrera como preparador de los actores naturales colombianos en Travaux, on sait quand ça commence… (Atención, colombianos trabajando) de Brigitte Roüan con Carole Bouquet, Aldo Maccione y la aparición especial de Hugh Grant. La película fue seleccionada en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes 2004.
 Ha participado como asistente de dirección en varios largometrajes, entre ellos Los viajes del viento de Ciro Guerra, La sociedad del semáforo de Rubén Mendoza y Roa de Andrés Baiz. Paralelo a su experiencia cinematográfica, ha escrito varios relatos cortos y la novela inédita, Diatriba de un idiota.